Adrián Maceda

Quién no ha voluptuoseado
pólipos para tu pelo
entrometido en el púlpito
pélvico de su semi-ya?
Yo que tan solo he solido!
Yo que mismí solamente!
       Qué ma- qué mal que unisones

Qué redondísima lástima
la orientación de tu sexo!
Quién qué tu qué como anómalo
boca-abocando un purpúreo?
Yo que tan solo he tensado!
Yo que sí o no solamente!
       Qué ma- qué mal que unisones

Qué si no agito la médula
como modula el hidrógeno?
Abro paréntesis suelto
pólipos para tu pelo.
Yo que tan otra he salido!
Yo que salí y no he revuelto! 
       Qué ma- qué mal que unisones

Piso el esperma del perma-
frost en tumultos simbólicos
y ecos encaracolados
fuera de ti, ay!, de nosotros.
Yo que tan bárbara y tan
bípeda he sido! Y si solo!
       Qué ma- qué mal que unisones

***

Mismo un amigo al tristal pie de mí
pero el muy son, solo sabe mis altos,
se enamorata con ojos de almendra
adolescente adolezco en sus gracias;
    qué encanto regalante y lo reniego,
    ca mi sé yo medir antedivina.

Di-me “oropéndola” y plinto “de flor”,
y “oropéndola” por más regaliz,
y adolescente el muy gran almendrado
y qué gracia tu parra tan de espera;
       qué encanto regalante y lo reniego,
    ca mi sé yo medir antedivina.

Si relamí mi fado en su trovar
mi lado melodía, et al. diré:
adolescente a dolor a milhojas
cómo le amilané toda la fiebre;
qué encanto regalante y lo reniego,
    ca mi sé yo medir antedivina.

Ca, si un tristal contrabien me mismase,
me pondría la lengua en un tras tris.

LAVA LA

todo ha sido caer
ese soborno de fulgor esa estrella
desamparada por mi rostro
a largos de atolón y nazareno
de nada
ese plasma amalvado carrocero
del alba val sin nombre
s vencida
todo ha sido caer

todo a caer
y levantar en intención de anatomía a
coger a
coger una agilísima a
coger una agilísima sorpresa por la cola del extremo
pecar de pie e inanición
saber qué pocas luces nos mantienen

si crujen las rendijas negras
en moteados sumos en inaugurables
o es la nostalgia con su cascabel de cáscaras
atragantadas
eso que transparentan los precintos

no ser interesante tremolar los mismos verbos es
cupir la cúspide de algún cometa
un no soñar
de as con circunferencias y cinturas largas
inscritas en mis ojos y cercerrándose en el hielo


Nombre:
Adrián.
Apellidos:
Maceda.
Altura:
¿Poética? No creo. De todas formas, no creo en ninguna vertical. Alguién dirá que la altura está en los ojos del que mira. No sé.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
En la “Colectiva Ganadora de Concursos”, a cargo de Nacho Miranda. También en “Hablo increíble”, bajo la muy increíble Berta García Faet.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:
No me enfrento: yo huyo. Los textos me han arrollado y dejado así.

Lo sencillo:
Sobrevivir.
Lo difícil:
Sobrevivir.
Lo inesperado:
Sobrevivir.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Sobre vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Leer más

Coke Martínez

LA DESEMBOCADURA (mi padre era un río enorme digamos el Amazonas digamos el Ebro) En la desembocadura sucede…
Leer más
Leer más

Agua Cerval

agua despide su primera Navidad y celebra su primer Año Nuevo con este regalo acuático hecho con absoluto…
Leer más