Zales Sansegundo

DIÁLOGOS DE UN OBSERVATORIO

41°01’09.2″N
4°04’06.0″W

Podría ser el momento de abrir al perro,
cancerbero de San Pedro y sus llaves,

¡pero no!


Me quiero negar a la vista,
prohibirme la caída a los huecos de mi madre.


Podría ser el momento de dejar al sol bajo la montaña
y echar agua al río,

¡pero no!

Fue escapar de la necesidad,
hacer lo de ellos para darme una coma
como aquella que cantaba Sabina.


Podría ser él,

pero hace frío.

41°08’54.6″N
8°38’26.0″W

Te estás creyendo tu metamorfosis,

haces caso a la sombra que grita,

    de la paja,
que grita, grita,   ¡dime!

cuando tienes pensado pasar por el péndulo de la puerta,
extender tu movimiento a las mariposas dime

cuando te convertirás en pez,

cuando serás animal cuando serás huevo dime
cuando tu uña será la cima.
Deja
tu brazo
a la anciana mientras
cuervos, bebes y caras
están siendo urdimbre de bueyes.

Busca al polizón de la jaula,
mantén el equilibrio del dedo
y vuelve a vestirte de payaso.

41°01’00.5″N
 4°04’54.2″W

¿Nos sentamos en el tronco?

¿Hablamos sobre lo irreal?

Yo me comprometo a traer flores,
tú encárgate de la cerveza.
¿Te veo entonces mañana con las termitas?

Cogeré aceitunas también         o pipas,
o almendras,
¿qué prefieres para mañana?

¿Te gusta más sentarte en la hierba?
Tengo dos metros de césped, los llevaré mañana.


Acabo de acordarme,
no me quedan cervezas. ¿Te encargas tú de traerlas mañana?
Espera creo que ya habíamos hablado de cervezas.

Vale, bien,
a lo mejor el singular es suficiente.

Trae,
por favor,
todos tus nombres mañana.






Mira,

siento decírtelo hoy,
no iré,
esta noche me robó el doctor.

Lo soluciono y quedamos mañana.

¿Al final quieres aceitunas pipas o almendras?
Compraré las tres.


Oye,
¿te importa si solo llevo aceitunas mañana?,
estaban de oferta

y en cuanto
las flores             intentaré conseguir mañana,
mañana conseguiré de las venas.


Acuérdate
traer todos tus nombres.






Al final
olvídalo.

Hoy  no oleremos,
ni será con las termitas.

lo fumigaron ayer

Ah, por cierto,
solucioné el robo,
solo fue su nariz.

Y, mira,
sin olfato ni madera
prefiero quedar mañana

Acuérdate de traer todos tus nombres,

ya no será al tronco.


Nombre:
Zales.
Apellidos:
(San Segundo Merino).
Altura:
191 cm.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
Por ahora mi formación es en todos sus aspectos móvil,esto hace que mis procesos de aprendizaje se desarrollen desde compañías de teatro las cuales lanzan becas dramatúrgicas, titiriteras, bufónicas… a investigación personal en festivales, ciudades, pueblos, casas y camas,
a laboratorios de creación como lo es La Piscifactoría a la cual pertenecí en cuerpo y siempre en alma.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:

Lo sencillo:
Lo sencillo es el juego, la exageración e hipérbole del movimiento en el poema,el espacio donde corre y desde donde salta.
Lo difícil:
Lo difícil se lo lleva la tierra y la técnica y de la mano la duda de un texto incompleto o demasiado completo.
Lo inesperado:
Lo inesperado ocurre cuando mi máscara de observación poética se une a mi observación rutinaria, convirtiendo, así, el día en poesía.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Observación cuentista.

Un comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar