Vanesa Pérez-Sauquillo

EROSIÓN HUMANA
De Combustión espontánea (Calambur, 2019)

Siglos y siglos de fragilidad.
Hemos desgastado a besos
los pies de demasiadas estatuas.

CADÁVER EXQUISITO
De Combustión espontánea (Calambur, 2019)

André pide atún rojo con sombrero de copa.
Salvador pinta un tigre que sale de otro tigre.
Luis graba un burro muerto sobre un piano
y piensa «Juan Ramón».
Guillaume, «oso polar»
pero su mano escribe «pantera negra».
Man se sorprende en su cámara oscura:
sobre la torre Eiffel se ve una foca monje.
Marcel hoy lleva abrigo de gorila.
Francis mete en un coche de carreras
un lobo ibérico.
Max forma con imágenes de abejas
un exhausto arrecife de coral.
En los dedos de Frida se han posado
mariposas monarcas.
Joan, desde su buhardilla, recuerda un lince
y dibuja una estrella.
Paul finaliza:
«He dilatado el límite del grito».
Cadáver exquisito,
el de la Tierra.

De Bajo la lluvia equivocada (Hiperión, Premio Arte Joven de la Comunidad de Madrid, 2006)

Caía fatalmente en la trampa del teléfono
que como un abismo atrae a los objetos que lo rodean

Nicanor Parra

Este es mi contestador automático.
Para herir, simplemente, marque 1.
Para contar mentiras que me crea, marque 2.
Para las confesiones trasnochadas, marque 4.
Para interpretaciones literarias
producto del alcohol, marque 6.
Para poemas, marque almohadilla.
Para cortar definitivamente la comunicación,
no marque nada, pero tampoco cuelgue,
titubee en el teléfono
(a ser posible durante varios meses)
hasta que note que voy abandonando el aparato
a intervalos de tiempo cada vez más largos.
No desespere. Aguante.
Espere a que sea yo la que se rinda.
Le evitará cualquier remordimiento.
Gracias.

XXIV
De Climax Road (Rialp, Premio Ojo Crítico de RNE y Accésit del premio Adonáis,
2012)

Los ambulantes han sido expulsados.

Los que ven en la niebla de las uvas
los caminos secretos de la luz.

Los que encienden las cabezas de paja
y enredan las aldeas
donde la muerte se pasea y susurra.

Los que viven de lo que no se toca
y tocan todo aquello que dice
«no tocar».

Los que adornan con lazos
los carromatos de miseria.

Los que plantan espirales de humo
por los nidos vacíos de los bosques.

Los ambulantes.

Viven en el anillo
que solo las urracas ambicionan.

Cantan la madrugada de madera.

Lloran por las plantas que mueren,
lloran por las plantas que nacen,
todo lo que está vivo
que duele y vive cerca o lejos
de ellos.

Ellos, los ambulantes,
los mismos, los diferentes
han sido expulsados.

De La isla que prefieren los pájaros (Calambur, 2014)

En campos de silencio
las estrellas que caen
siempre germinan.

Todo nos reconoce.
Todo inclina su gesto generoso
hacia donde la vida
nos cubre y nos concreta.

Hay un cuenco de asombro
en el umbral
de los que saben esperar milagros,
susurra una verdad.

Hay música, también,
bajo las cuerdas.

Vanesa Pérez-Sauquillo (Madrid, 1978) es poeta, autora de literatura infantil y juvenil y traductora. Sus libros de poesía, publicados en editoriales como Hiperión, Calambur o Rialp, han recibido galardones de prestigio entre ellos el Premio Ojo Crítico de Radio Nacional o el Premio de Arte Joven de la Comunidad de Madrid.  Sus poemas han sido incluidos en numerosas antologías de poesía (en Hiperión, Castalia, el Instituto Cervantes, la Universidad de Manchester, de Milán…) y también en libros de texto en España, EE UU y Brasil. Su último libro, Combustión espontánea, acaba de ser publicado en Calambur.

Desde 2013, que empezó a escribir literatura infantil y juvenil, algunos de sus títulos se han traducido a otras lenguas y publicado en Europa, Asia y América. Sus libros más recientes son los poemarios: Un poema para cada día de invierno (Lumen, 2019), Las pulgas que cambiaron el mundo (Barco de Vapor, 2019) y la novela El caballo de Lord Byron (Siruela, 2018).

Entre sus más de 60 traducciones destaca la poesía de Dylan Thomas, Roald Dahl y Tim Burton; y las series bestsellers de Isadora Moon (de Harriet Muncaster) y Elmer, el elefante multicolor (de David McKee). Con Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky, entró en la Lista de Honor de
IBBY (The International Board on Books for Young People) en la modalidad de Traducción.

Más información en vanesaperezsauquillo.com


Tres detonantes creativos:
Alegría para los sentidos: café y chocolate.
Actitud de apertura al encuentro fortuito.
Fascinación y amor por la vida y sus manifestaciones.

¿Algún rito preliminar antes de la escritura? ¿Cuál?:
Sí, salgo siempre a andar con mi cuaderno. A veces, invocando el recuerdo de autores que me iluminan, autores que se han comido la vida con ganas: Roald Dahl, Cortázar, Dylan Thomas, Lorca…

¿Qué fases atraviesan tus poemas?:
Yo diría que dos. Como los seres mágicos: encantamiento y aparición.

¿Cuándo pones fin a un texto?:
Cuando termino de escribirlo. Escribo poco, pero cuando lo hago, las palabras me llegan con exactitud. Después lo dejo reposar un tiempo. Al volver a él, con la mirada limpia, sé claramente si debería sacarlo a la luz o no.

¿Cuáles son tus referentes poéticos?:
En estos momentos, la propia naturaleza.

Un consejo al escritor novel:
Para mí, la poesía se nutre de la vida. Por eso mi consejo sería que, con todos los sentidos de poeta abiertos, receptivos, que viva, que ande, que mire, que lea… De esta forma, no habrá tiempo de espera ante la página en blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Leer más

Álvaro Tato

PRENDE JUEGO De Vuelavoz (2017) Dentro del juego late la vida neta, nueva. Al corro de la era.  Dentro del cuerpo late la…
Leer más
Leer más

Amalia Bautista

HE SOÑADO LA CASA DE MI INFANCIA He soñado la casa de mi infancia,la galería, el vértigo del…
Leer más
Ana Gorría
Leer más

Ana Gorría

SPIDER de Araña (2005)           Louise Bourgeois A solas con la fiebre, temblando, sobre la niebla azul  qué camino trazar, por…
Leer más
Leer más

Jesús Urceloy

SALMO 15 / (LOS LIBROS) de Libro de los salmos (Devenir, 1997) / (Revisión 2019) Se sabe de…
Leer más