Juanpe Sánchez López

2018 (o el año en el que te regalo La edad de merecer y quiero escribir un poema que se
llame «el desplazamiento y la distancia entre dos formas lingüísticas o algo más» pero
acaba siendo otra cosa, nosotros acabamos siendo otra cosa)

ir a buscarnos mutuamente a los aeropuertos se ha vuelto una práctica automática: uno de los dos llega a la ciudad donde está viviendo el otro y se asegura de llegar a la hora al sitio exacto para coger el bus el metro para ir a la ciudad o el taxi si llegamos tarde a la fiesta se ha vuelto una costumbre pero fuera de la monotonía de lo repetido porque no se repite las veces que quisiéramos y porque se repite algunas veces y no quisiéramos ni siquiera que se produjera el tener que recoger el uno al otro en un aeropuerto después de dos horas y media de avión ámsterdam-nápoles nápoles-ámsterdam y ahora madrid y no quisiésemos que se produjese porque quisiésemos vivir en la misma ciudad en el mismo piso en la misma cama despertarnos en la misma cama no quisiésemos que se produjese como yo no quiero que el uso del quisiéramos desplace el uso del quisiésemos porque la ese suena mejor porque me recuerda al sí a los plurales a las alas de las hadas o las alas de las mariposas y al grotesco y deseado intercambio salival si me miras soñando porque me recuerda a que una vez leí en un libro de lingüística que estaba ocurriendo y me produce nostalgia el pensar que la lengua no se agota pero que se pierden sonidos por la fuerza del uso y pensar que cuando lo leí vivíamos en la misma ciudad en el mismo piso en la misma cama nos despertábamos en la misma cama y teníamos una rutina de discutir y de hacernos daño sin querer y de mirar mucho por la ventana y de creer que sabíamos mucho de cine ahora sabemos mucho de cine ahora no nos hacemos daño ahora no vivimos en la misma ciudad en el mismo piso en la misma cama no nos despertamos en la misma cama pero míranos qué bonito cuánto nos queremos y cómo pasa el tiempo ¡cómo pasa el tiempo! soy capaz de imaginarme diciendo eso con ochenta años cogido de tu mano habiendo vivido en la misma ciudad en el mismo piso y en la misma cama habiéndonos despertado en la misma cama hasta que uno de los dos ya no se despierte en la misma cama pero porque ya no vivamos en el mismo mundo.

XXVI PREMIO DE POESÍA JOVEN

No tengo ojos. Me los arrancó la juventud:
por eso no vi la muerte
por eso me escondéis la vida
por eso mi corazón galopa con fuerza terremotril.
La realidad a partir de 2010 es imposible de ver
por cierto,
desde la pálida pícara o profética
niñez que adoráis con vuestro taurino olfato
envenenáis
1. el tiempo 2. los cuerpos 3. las vidas

(si 2. y 3. no fueran lo mismo
o, al menos, si 3. no implicase
indefectiblemente 2.)

4. 2010 palabras con vuestras
flexiones inflexibles de la lengua castellana

Cuando cumpla 2010 años
seguiré siendo joven porque esta poesía
no llena los rincones cítricos
que critican el ruido y/o
el movimiento de las palabras.
Si no te ha dolido la vida
no sabes que necesitas
aire cargado ojos sangrantes
ser una criatura febril titilitante
de futuros sulfúricos

En 2010 hubo 1994 terremotos
en distintas partes de la Tierra
Algunos ojos de esos terremotos
pudieron:
haber explotado
haber sido cortados
haber sido grabados
haber advertido de que
la realidad es que no puedes ver la realidad
porque tienes unos ojos demasiado jóvenes
cómo no va a gustarte el siglo de oro?
cómo no vas a admirar la brillantez
corrosiva de las letras españolas?
He visto tu corazón y lo encuentro muy vacío.

a veces me siento y pienso y otras solo me siento

se me cerrarán las puertas de golpe
el golpe cerrará las pestañas
del ordenador? cuántos cuentos oblicuos
cuántos congresos consanguíneos
para que me deis esta beca?

me dejarán de doler los cristalitos
de lo que una vez dije o al menos los ojos
o la espalda o los trozos de los truenos?
podré escribir sin estar cansado?
podré dejar de tejer redes-telarañas
o destejer redes-trampasdeautoexigencia?

  • no puedo…
    …ir a la fiesta
  • no quiero…
  • quiero…
    …ser alguien
  • debo…

en un futuro seré alguien, sabes?
me iré de golpe en algún momento
o en algún roce de la luz de medianoche
me despediré como la pluvia o la puerta
entrecerrada o la pestaña del cielo portátil

ya no podrás verme nunca más
ya no podré verme nunca más
I need to run up that hill!
I will, I will, I will, I will, I will!

A nadie le importa que no vaya a la fiesta.
A mí no me importa que a nadie
le importe que no vaya a la fiesta.

yo guardaré mientras todas estas notas sobre
esdrújulas sobre los estereotipos de género
yo degeneraré en artículos repetitivos
trinaré por trofeos o por tentativos títulos
yo guardaré los lados de la cama como Argos
te dedicaré poemas te echaré de menos

pero no iré a la fiesta
no te enfades, vale?
necesito salir de aquí
pero es que ahora no puedo.


Nombre:
Juanpe.
Apellidos:
Sánchez López.
Altura:
Moral baja.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
He estado en varios talleres con Berta García Faet y en un grupo de estudio con Sara Torres y he dedicado investigación a la poesía de Berta García Faet y de
Mariano Blatt.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:

Lo sencillo:
Querer decir.
Lo difícil:
Querer decir.
Lo inesperado:
No poder decir y/o poder decir.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Dije algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Leer más

Coke Martínez

LA DESEMBOCADURA (mi padre era un río enorme digamos el Amazonas digamos el Ebro) En la desembocadura sucede…
Leer más
Leer más

Agua Cerval

agua despide su primera Navidad y celebra su primer Año Nuevo con este regalo acuático hecho con absoluto…
Leer más