Jordi Larroch

Jordi Larroch (Barcelona, 1978).

Judith Barnés gestora cultural y de comunicación de la Fundació Joan  Brossa nos describe el trabajo de Larroch:

Jordi Larroch (seudónimo de Jordi Alcaraz, Barcelona, 1978) representa la tercera generación. Y es que si Joan Brossa afirmó haber conocido a un hermano al ver las imágenes poéticas de Chema Madoz, en Larroch posiblemente hubiera visto a un nieto.

Larroch, siguiendo la estela de  grandes maestros, se mueve en el mundo de la constante  transformación, en la búsqueda de lo poético en la realidad circundante. En un ejercicio de minimalismo y síntesis extremo es capaz de  descubrirnos aquello que no se ve. Sus creaciones son una oda  constante a la cotidianidad.  

Las fotografías de Jordi Larroch son escenarios llenos de carga  conceptual. La unión, emparejamiento y combinación de objetos cotidianos construyen espacios para la observación y la reflexión. La mirada de Larroch es delicada, sensible, y en ocasiones mordaz. A su vez, es juguetona y divertida, optimista y esperanzadora. La presencia de títulos en la mayoría de sus imágenes nos ayuda a dialogar con él.  Especialmente lúcidos son sus juegos de palabras.  

En cuanto al lenguaje nos movemos en el terreno de lo paradójico. La  lucha entre el fuerte y el frágil es ya todo un clásico. Un escenario en el  que dominio del blanco y del negro da fuerza al objeto. La iluminación contribuye a la construcción metafórica del relato visual. 

Larroch se abre al mundo y nos enseña a mirar jugando. Él ya ha tirado  sus dados. Ahora nos toca mover ficha y sonreír. 

Diplomado por el Taller de Músicos de Barcelona, y gran aficionado a las artes plásticas, se forma de manera autodidacta en pintura, escritura y  fotografía.  

Este poeta y fotógrafo barcelonés empezó en 2009, a comunicar mediante la fotografía, desde entonces sigue en transformación constante trabajando tanto con objetos, tipografia, collage digital, emoticonos …  Con un tono irónico invita al espectador a la observación y la reflexión, a descubrir la poesía escondida dentro de los objetos más comunes,  sometiéndolos a leves transformaciones y alterando su función, su contexto y usos habituales.  

Ha realizado numerosas exposiciones destacando ciudades como  Barcelona, Phoenix, Nueva York, Madrid, Toledo, Pamplona, Bilbao, Sevilla…  

La periodista crítica de arte y escritora Anna Adell describe así su obra: Jordi Larroch subvierte los usos cotidianos de los objetos echando mano del juego surrealista rubricado por la célebre frase de Lautreamont. Pero los poemas visuales de Larroch no germinan del simple “encuentro  fortuito”, sino de la búsqueda deliberada de sentidos subyacentes en la  confrontación del mundo orgánico y el manufacturado (Aire africano, Son  de mar, Vida II…), en la inversión semántica (entre fragilidad y dureza,  destrucción y creación…) y en guiños metonímicos ($Moke, Punto y  pelota…).

La depuración formal deriva en riqueza conceptual, la reducción  cromática revierte en sugerentes matices connotativos. Los haikus plásticos de Larroch convierten finas líneas en visillos (Silencio) tras los que espiamos la vida interna de la realidad inanimada. Los títulos  participan en el juego metafórico, añadiendo otro pliegue semántico que  espolea nuestra imaginación.  

Ejercicios poéticos de rastreo arqueológico (la transformación de  cassetes en mesas de mezclas), de mímesis morfológica (bisagras que  mutan en alas de mariposa), de trasvases temporales (esferas de relojes transmutados en fósiles) y espaciales (ínfimos cristales de sal formando constelaciones). Las asociaciones son infinitas, enredándose filosofía y lírica, humor y sutil crítica, magia y cotidianidad.  

www.jordilarroch.com

Un detonante creativo:
No recuerdo ningún detonante creativo porque siempre ha existido  esa pulsión. Empecé de muy pequeño dibujando de manera impulsiva, deseando que mis padres me castigaran en la habitación para seguir dibujando, recuerdo como la familia y amigos me pedían dibujos pero si estaban bien me los guardaba para mí y si no quedaba satisfecho con el resultado los rompía, así que nunca recibían su pedido… Al cabo del tiempo dejé de dibujar y de un día  para otro empecé a escribir poemas; me pasaba algo parecido, ya que en el colegio cuando me proponían para darme el primer premio yo cedía ese puesto a otro con tal de no subir al escenario y recogerlo. De hecho, siempre acababa subiendo el delegado de la  clase… Luego dejé la escritura y me agarré a la música, estudié durante 8 años en el Taller de Musics de Barcelona, vivía la música 24h al día, hasta que por decisiones de la vida tuve que dejar de  trabajar con ella y vivir por ella y empecé con la fotografía de forma casual y pasional. 

¿Algún rito preliminar? ¿Cuál?:
Despertar después de dormir o dormir para poder despertar, no lo tengo  muy claro aún.  

¿Qué fases atraviesan tus obras? ¿Cómo planteas su producción?:
Mis obras parten de experiencias personales, propias o de mi entorno más cercano. No concibo otra manera si lo que busco es mi mensaje.  La idea surge en la cabeza casi estructurada, la anoto para no olvidarla si considero que tiene algo que decir, luego empieza la búsqueda del objeto que había imaginado y de la luz que creo adecuada. Y poco a poco  empieza el proceso, sin prisa, y con mucho mimo. Sé que un día saldrán a la luz y dejarán de ser tan mías y serán vuestras y quiero darles todo lo que pueda para que caminen solas o cogidas de vuestra mano.

¿Cuáles son tus referentes poéticos si los tuvieras, artísticos en general?:
La música es y fue mi gran pasión. Creo que es el arte que más intensamente me ha hecho sentir, por lo que creo que mis grandes referentes parten de esa disciplina. En todo caso, la lista es interminable  en las diferentes disciplinas creativas. En música, Miles Davis, Portuondo,  Piazzolla, Bach, Piaf… En literatura, Shakespeare, Kafka, Vicent Andrés Estellés, T.S. Eliot, Girondo, Laforet, y de mi querido y recordado Miki  Naranja… Me entusiasma la fotografía de Michals, Abbot, Blossfeldt,  Weston, Aoki… La pintura de Genovés, Kahlo, Dalí o Magritte… En  escultura, me resulta inevitable mencionar a Plensa y Burgeois. Y no  puedo dejar de citar a divulgadores e ilustradores como Munari, Richard  McGuire, Riki Blanco y Quino. La lista es larguísima, danza, graffiti,  tatuaje, collage… Admiro y disfruto mucho la belleza que es capaz de  construir el ser humano.  

Un consejo al poeta/creador novel:
Sólo daría consejos a quien me los pidiera, pero soy el primero que no me haría caso a mí mismo. Que aprenda de la música para comunicar sin  palabras, que disfrute la lectura y que camine despacio, a contratiempo.  Las imágenes están ahí. Sophie Calle dijo: “La misma cosa puede ser  una enorme vulgaridad o algo totalmente poético”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Leer más

[meine heimat]

Videopoema. Lisi Prada. Galardonado en ZEBRA Poetry Film Festival ‘Las tres mejores versiones del poema [meine heimat]’ de…
Leer más
Eduardo Yagüe
Leer más

Qué palabra

Videopoema . Eduardo Yagüe (Gijón, 1970). voz y dirección EDUARDO YAGÜE poema SAMUEL BECKETT actor SERGIO CABELLO traducción…
Leer más
Leer más

Verónica Living

VERÓNICA LIVING, Cáceres (1995) Nací en Cáceres en el otoño del 1995, y llevo toda la vida aprendiendo…
Leer más
Leer más

Systema naturæ

Instalación. Lorena Cosba, Huesca (1979). Systema naturæ es una de las principales obras del naturalista sueco Carlos Linneo.…
Leer más
Leer más

Carles Canals

CARLES CANALS MASATS (Caldes de Montbui, 1964). De formación autodidacta, comienzo a relacionarme con el mundo de la…
Leer más
Leer más

David Pérez Pol

Libros publicados: https://www.ersilias.com/libros-publicados/ 2019 Jornalero, ebanista, minero, revisor y camarero (Poesía) 2014 Magia gris (Aforismos) 2013 Amapolas en…
Leer más