Alejandro Arango

EL CUARTO VACÍO

Hoy despierto y no te sientes.
En la almohada ya no pesa 
ni tu olor ni tu cabeza
que descansaban yacientes.
Las paredes tan conscientes
del tacto de tu cintura,
ya no lloran por la cura
pa resanar tu raspón,
como si esta habitación
olvidara tu figura.

Ya no espera tu recelo
escondido en los estantes,
y tus lágrimas faltantes
ahora secan mi pañuelo.
Ya no entra por tu pelo
este peine tan travieso.
Ya descansan de tu peso 
las tablillas de la cama
que aguantaron tanta llama.
Hoy despierto, no te beso.

Ya olvidó esta porcelana
la caricia que temprano
le regalaba tu mano.
Ya no te ve mi ventana 
que al tenerte tan lejana
hoy no quiere usar los lentes.
Ya no está en los recipientes
la fluidez de las caderas
que esquivaban las goteras.
En el cuarto, no te sientes.

DE LO ABIGARRADO

Recordemos que el linaje 
se nutre de la rareza,
y que más que en la pureza 
la belleza está en el viaje.
Desde lejos el coraje
se hace claro si se juntan
los valientes que se apuntan
a ver desde la distancia
que el mar es la última estancia
de los ríos que se juntan.

En esta tierra sagrada
no hay blancos, negros ni grises
somos muchos más matices
somos gente abigarrada.
Con la tierra y piel manchada,
con memoria construidos,
nuestros cuerpos van unidos
porque no quieren ser puros
ni perfectos, ni mesuros,
sino siempre entretejidos.

SEAS DE ALLÁ, O SEAS DE AQUÍ

Esas inmensas praderas 
que se extienden hasta el mar
no las podemos cruzar
si las cortan las fronteras.
Pero hay otras maneras
de llegar a nuestro encuentro, 
y es cantando desde adentro 
que hoy esta rima intrusa
ha servido como excusa 
para unirnos en el centro.

Aunque seamos mil corrientes
hay un canto que nos junta
y su rima nos apunta
a querernos diferentes.
Hoy aquí tendemos puentes
de cemento y de rubí,
que me llevan hasta ti 
pa’ poder cantar unidos
construyendo nuevos nidos
seas de allá, o seas de aquí.


Nombre:
Alejandro.
Apellidos:
Arango Suárez.
Altura:
1,91 m.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
Academia Oralitura.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:

Lo sencillo:
Encontrar que hay poesía en todos lados, y que es cuestión de transcribirla para hacer poemas.
Lo difícil:
Encontrar las palabras justas, los ritmos correctos y las emociones pertinentes para escribir.
Lo inesperado:
Ver que el poema mismo dicta hacia dónde quiere ir. No tener del todo el control sobre lo que escribo, porque el plan no siempre se cumple, y encontrarme hablando de cosas de las que quería escribir, pero no lo sabía.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Migrante, atento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Leer más

Coke Martínez

LA DESEMBOCADURA (mi padre era un río enorme digamos el Amazonas digamos el Ebro) En la desembocadura sucede…
Leer más
Leer más

Agua Cerval

agua despide su primera Navidad y celebra su primer Año Nuevo con este regalo acuático hecho con absoluto…
Leer más