María de la Cruz

Antirretrato
        (o cualquier otra instantánea)

de la vida lo volátil
que se esconde o se revela
al volver baja la voz.
una imagen sin relieve,
sin rumores de otras luces acechando
como un monstruo que se mira en ese cuento
o una fábula de pocos animales.
se me ocurren por ejemplo un gran lobo
una cierva pariendo     un colibrí
y todos cuando comen me retratan
y me hablan del pelaje de las bestias
de cómo es ser la muda de otras veces.
mírate:
eres terca porque peinas tu melena
y te estancas en el arco de tu labio,
y es tu mano quien modela entretenida
un nuevo nudo un estratega
un aqueo un recibo
justo antes,
justo antes de vencer

***

como aguja que sesga el trago
y trepana la nuez
por lo siglos de los siglos
                           fría
mínima   tan cierta
clavada en el centro
de otro centro
la palabra que no he dicho

***

sílaba a sílaba
signo a signo
habré de reconstruir el poema
a oscuras
a bocanadas de luz
habré de trazarlo de nuevo
en el poema lejos queda
la plenitud del cuerpo
    /en el poema se enferma en el verbo se enferma/

pez y hueso.    respiran

      y es su ritmo deíctico
no hay verbo donde hay virus
no hay verbo porque hay virus

               y no habrá de cesar el círculo
pero el pez
pero el hueso.   que percute esta afonía
metáfora de algo que apuntala
                                    el mundo


Nombre:
María.
Apellidos:
de la Cruz.
Altura:
1,68 cm.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
He asistido a varios talleres de escritura en La casa encendida y Espai Crisi.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:
Me he enfrentado a ellos desde el asombro ante la lengua en la que vivo. El fenómeno del lenguaje me sigue sorprendiendo. Lo manipulo, lo volteo. Escribo a gusto cuando descubro algo extraño y luminoso en las palabras. Es algo parecido a sostener con las manos una criatura diminuta y extranjera. Yo no comprendo el poema sin esa sensación.

Lo sencillo:
Que lo bello aparezca.
Lo difícil:
Aprender a descartar lo que una vez nos pareció lúcido y hermoso.
Lo inesperado:
El hallazgo de una imagen misteriosa que resuena.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Tránsito, canto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Leer más

Coke Martínez

LA DESEMBOCADURA (mi padre era un río enorme digamos el Amazonas digamos el Ebro) En la desembocadura sucede…
Leer más
Leer más

Agua Cerval

agua despide su primera Navidad y celebra su primer Año Nuevo con este regalo acuático hecho con absoluto…
Leer más