Verónica Living

Nací en Cáceres en el otoño del 1995, y llevo toda la vida aprendiendo y apasionándome por el arte. Soy graduada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, me ha especializado en audiovisuales, escultura y nuevas tecnologías.
Mi obra multidisciplinar parte siempre desde la escritura, y se bifurca en la fotografía, las artes plásticas, la escultura, o la instalación.

Exploro los límites de los conceptos tratando de encontrar los lugares comunes entre el arte, la escritura y la propia vida.
Instagram: https://www.instagram.com/veronicaliving/
Twitter: https://twitter.com/veronicxliving
Youtube: https://www.youtube.com/veronicaliving
Tienda online: https://veronicaliving.bigcartel.com/

Libros:
Me falta la sangre (Ediciones En Huida, 2018). 
Reconocer la sangre (Libros.com, 2020).

Exposiciones:
Terriblemente mía (Lemon & Coco, Cáceres, 2018).
En este momento (Aquario, Cáceres, 2019).
Mal de archivo. Performatividad artística y registroI Congreso internacional sobre arte de acción (UCM, 2018).
Hágase en mí según tu palabra. Parte del Erató Fest (La Lambrera, Toledo, 2019).
VIII Bienal Iberoamericana de Arte Gráfico Ciudad de CáceresObra seleccionada (Palacio de la Isla, Cáceres, 2019)
El arte oprimido es “femenino”. (Barcelona y girando actualmente, 2020).

Un detonante creativo:
La vida y el propio acto de crear. La extrañeza de vivir, la experiencia de crear como forma de vivir. Este es el interés del que parto, me gusta experimentar con todas las disciplinas artísticas que me apetezca, y buscar los lugares comunes entre el arte y la vida.

¿Algún rito preliminar? ¿Cuál?:
Supongo que escribir. Escribir en papeles los bocetos de la idea, escribir las frases sueltas o conceptos inconexos que me surgen, o escribir en mi cabeza la imagen antes de dibujarla. Siempre digo que mi trabajo parte primordialmente de la escritura, y de ahí se bifurca a todo lo demás. 
A la hora de sentarme a trabajar, soy bastante tiquismiquis con la luz (en mi estudio siempre luz abundante y cálida), me gusta que mi espacio esté ordenado, y tener una taza de café calentito al lado, y siempre tengo que tener agua a mano porque bebo un montón.
Aunque a veces las cosas surgen fuera de ese ambiente, y tampoco pasa nada.

¿Qué fases atraviesan tus obras? ¿Cómo planteas su producción?:
Sitúo el comienzo siempre en una pulsión que viene de repente: surge un chispazo, un pensamiento, una idea. Puede haberlo provocado cualquier cosa. Normalmente lo apunto donde me pille, en algún papel suelto, las notas del móvil, o si estoy en el estudio, en su libreta correspondiente, depende de qué tipo de idea sea.
Lo que viene a continuación depende mucho de esto último, de qué tipo de idea sea y en qué disciplina me parezca que encaja mejor. Si es un poema, quizá apunte la primera idea en mi cuaderno de poemas y regrese un tiempo después a ella para terminar de escribirlo. Si es un dibujo, quizá haga un boceto o dos o tres o los necesarios hasta que sienta que estoy conforme con la imagen. 
A veces de esos bocetos surgen otras ideas, para objetos o esculturas o lo que sea, y sigo dibujando y pensando cómo podría realizarlo formalmente. También ocurre mucho que las ideas se intercalan y de un poema sale un dibujo, de un dibujo sale un poema, y así.
Depende mucho del proyecto, pero en general soy bastante organizada. Para proyectos más complejos y extensos, hace unos años que creo que di con la clave de cómo trabajar. Al ser artista multidisciplinar, siempre quiero hacerlo todo a la vez, y así me resulta difícil centrarme y realmente terminar haciendo algo. Así que cuando tengo un proyecto más grande entre manos, lo que hago es explorarlo a través de todas las disciplinas que me apetezca trabajar.

¿Cuáles son tus referentes poéticos si los tuvieras, artísticos en general?:
Alejandra Pizarnik es una gran referente para mí, su poesía me suscita muchas imágenes. Nombres que se me vengan ahora mismo a la cabeza de referentes que tengo en general: Siri Hustvedt, Louise Bourgeois, Tina Berning, Taylor Swift, Claude Cahun, ​Luna Miguel, Clara Janés… Hay muchas personas cuya obra admiro y me inspiran.

Un consejo al poeta/creador novel:
​¡Esta es difícil, qué responsabilidad! Me considero bastante nueva en la vida en general, solo tengo 24 años y me queda mucho por aprender. Si tengo que dar algún consejo, es basado en mi experiencia, claro. Diría: ármate de paciencia y disfruta mucho de tus procesos. Aprende mucho y nunca des nada por hecho. Y cuídate, tú eres más importante que tu obra (aunque te resulte increíble creerlo). 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Ruinas
Leer más

Ruinas

Riesgo de ausencias. Peligro de olvido. Desprendimientos emocionales. ana cid, artista contemporánea española, comienza su formación artística en…
Leer más