David Cortés

I

Un asombro con patas se abre paso
por la vida. Sale al encuentro de lo
impredecible, necesitado de
contingencia, con la curiosidad
como único sombrero.

Su corazón caníbal sobrevuela
el páramo voraz, y lo transforma
en espesura de bocas abiertas
que reclaman una nueva hermenéutica
de bares, marineros de secano
y ciudades ácratas.

Montado en su Platero de madera,
inventa estéticas tridentes en un
abrir y cerrar de farolas. Entre
sus cejas guarda un multiverso donde
habitan personajes de colores
de brillos que no existen.

Feliciano impenitente y flâneur de un
París imaginario y desdoblado,
expende carnés de cantamañanas-
sabelotodo, pirulero loco
y galopín gazmoño.

Si regresas algún día, querido,
prometo regalarte flores para
tu balcón, llevarte a sitios canallas,
presentarte a la luna de mi barrio,
y hacerte sitio en casa.

Vuelve algún día, alguna noche. Vuelve.
Te esperan los versos, las camareras,
los veladores de mármol, pitillos
y las cervezas frías. Los amigos
también te esperamos.

[Pasa tu sombra por mi
armario, triste y llena de palabras
sin letras. Sin sílabas].

INSTRUCCIONES PARA MIS EXEQUIAS 

Ingredientes: mi cadáver, mucho vino,
y unos actos de lujuria.
Precaliéntese el horno a dos mil grados;
Introdúzcase el cadáver desvestido.
Con apenas un minuto hay suficiente.
Y, si fuese necesario, dar la vuelta.
Sazonar con abundancia de improperios.
Nada quede por decirme de lo malo,
lo bochornoso y nefasto que haya hecho.
Rían todos a mi costa con desprecio.
Corra el vino y haya bailes licenciosos.
Las cenizas que se obtengan, se reparten.
Cada uno que las tire donde quiera.
Cuando todos estén ebrios, que forniquen.
Detener cuando se borre mi recuerdo.

CUADERNO QUÍMICA POLÍTICA

ese corpúsculo de lastre negativo
en la más alejada región de nuestro centro
-probable hallazgo, sí, probable-
que ondulante sin pareja danza
nos confiere una especial capacidad 
de acción y reacción contra el

sistema

introduciendo en su constitución y en su estructura
cambios de alcance y relevancia elementales
que pueden llegar a ser incompatibles
con el diseño actual del paradigma
a través de acelerar su escalonada
descomposición, desmembramiento y decadencia

nosotros

en drástico ejercicio de nuestra autonomía
formamos grupos y los desintegramos
con especial predilección de entre ellos
por los que son propensos a inflamarse
pasando a la acción más combustible
en toda ocasión que se presenta
no obstante lo cual hay organismos
que prevenidos desarrollan estrategias
con vistas a impedir las agresiones
desactivando cualesquiera resultados 
de nuestro subversivo movimiento
procuramos por encima y sobre todo
la radicalidad en la belleza
ser libertarios insumisos y salvajes
y con la destrucción que así se obtiene
plantar en el presente las semillas
de las nuevas relaciones de futuro

así nos definimos y queremos

radicales
libres


Nombre:
acerico.
Apellidos:
David Cortés.
Altura:
Variable.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
La Piscifactoría.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:
Sin expectativas.

Lo sencillo:
Escribir.
Lo difícil:
Esperar.
Lo inesperado:
El placer.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
No sé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar