Dimas Pardo López

LA TORRE DE PLATOS

Conmovido por el continuo contacto del agua,
en la pila, la mirada se te escapa.
“¿Para eso puso alguien ahí una ventana?”
Evocas, con las manos mojadas,
ya que no llegan las palabras.
Ni las más silenciosas.
Sometido, por placer, a algo alguna vez sentido,
te sorprendes, ahí mismo,
pensando en comer y en ser comido.

LA DEL RECUERDO

Cuéntame el cuento de los que nunca se despidieron,
del “continuará”,
de los húmedos suspiros que empañan fotos,
del “algo se perdió” 
o “debe de estar roto”,
de los nostálgicos memos
que los domingos por la tarde
pasean siempre con cara de recuerdo. 

¿Qué les tiene preparado
ese sueño que les habla por señas
de un espectacular reencuentro?
¿Qué, la tortura monopsicótica de preguntarse en cada puesta
qué coño estará haciendo ella o él en este preciso momento?

Cada mañana una sonrisa y un “Hoy voy a empezar de nuevo”.
Cada noche un tipo que tiembla y le sobra manta y espacio en la cama,
se toca mirando al techo y se jura estar muerto por dentro.

CIERTAS PROPIEDADES

Me incomoda cierta propiedad con la que nacen
o en la que en soledad se entrenan.
Me preocupa que, a voluntad,
frente a mis ojos parezcan etéreas.

Lábiles y siempre hacia la nada
como la periferia alada de la estrellas.
Rumorosas y aéreas
como aire que se deshace.

Me hacen sentir pesado a su lado.
Paralizado o demasiado lento,
el único empapado por la gravedad.
Incapaz de asir el rabo de nube,
el rubor de pétalos que vuelan,
la cuerda del globo,
nada de lo que son pero dejan.
Reducido a ser testigo solo de que se alejan.


Nombre:
Dimas.
Apellidos:
Pardo López.
Altura:
Prefiero no decirlo. No sé si tengo la altura oficial para ser un poeta.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
Sigo la iluminada vía Superground.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:
Con café.

Lo sencillo:
Escribir estos textos.
Lo difícil:
Sufrir cada verso de estos textos.
Lo inesperado:
Durante el proceso de creación llamó el del agua al timbre.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Cacao introspectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar