Pilar Trol

BISAGRAS

Cada vez que cierro una puerta abro la boca,
la lleno de cualquier cosa que aleje el sabor de las bisagras
y me trago a puñados el polvo que se va a colar por las rendijas;
supuestamente, este es mi plan de salvamento
aunque una y otra vez se me atraganta mi propia lengua
y acabo precipitada sobre los picaportes desechados
con cinco treinta y unos de diciembre pesándome en el estómago
un rosario de regalos pendientes colgando del cuello.

Veo imágenes grabadas en las paredes
de esta habitación de infinitas puertas
y no consigo olvidar qué imagen corresponde a cada una
pero sí la razón por la que nunca volverán a abrirse,
así que vivo del revés, con los zapatos en la cabeza,
los pies se me resfrían a menudo y estornudan huellas de caminos borrados,
y sigo cerrando las puertas que ya no caben en estas paredes.

Al final, me dice al oído mi ombligo
que, como ya sospechaba, todo este polvo que tengo en la boca
no es más que la harina que obtengo
de moler, abre que abre y cierra que cierra,
las malditas bisagras.

HAY QUIEN TIENE EL PELO BLANCO Y HAY QUIEN TIENE

Hay quien tiene el pelo blanco y hay quien tiene
uno, dos o hasta
cuatro ojos en los pies;
yo tengo solamente una arruga en el pelo
y por más que abro ventanas en mi carne
no veo dónde piso
hasta que grita.

RUTINA

Vamos a hacernos la rutina,
así, lento,
así, minuciosamente,
primero te la hago yo a ti
porque he dado un curso de 29 años
y tengo un título de telarañas en la rótula izquierda.

Luego me la haces tú a mí,
por las mañanas, sin darte mucha cuenta,
diciéndome siempre cada vez más a menudo “buenos días”
con tu taza de café llena de polvo.

Al principio será raro y asqueroso,
será una baba redonda que tendrá dientes de acero,
luego será mi saliva tibia casi fría en tu sexo,
luego será un domingo,
tras otro domingo,
tras otro domingo,
y todos ellos se irán clavando en el sofá de los sábados.

Luego será un caracol
y se arrastrará a la misma velocidad que el miedo.

Al final, tú me quitarás los ojos
y yo te esconderé la lengua,
y será todo tan cómodo, tan fácil, será todo
tan cada vez más menos.


Nombre:
Pilar.
Apellidos:
Trol Durández.
Altura:
Prefiero “malamente”, pero “con altura” también me gusta.
Escuela creativa en la que te estás formando o de la que has sido alumno:
Actualmente en la Piscifactoría; anteriormente en las Movidas de la Vida.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:

Lo sencillo:
Las imágenes.
Lo difícil:
Alejarme de mí misma.
Lo inesperado:
Hace poco descubrí que hago versos dactílicos de manera recurrente sin darme cuenta.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Ombliguismo intenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
agua poesia liquida
Leer más

Bruno Lastra

APARTAOS apartaos. abrid las puertas instigadores de agravios. no hemos venido a consentir vuestros desmanes. ni estamos aquí…
Leer más