Iago Chouza

PENTAGRAMA

Todo el tiempo del mundo será mota,
punto, nada.
¿He envejecido
o voy a envejecer?
Me arrugaré despacio,
y agarraré el minuto
que se fue
gastando las palabras que se dicen
por no quedar callado.
Me gustaría
hacer de las varices pentagrama,
guardar en un bolsillo
-lo mismo que un tesoro
de hilos y botones-
todavías.

ALTURA

Hablemos del silencio que se queda
ocupando el espacio
-vacío: cantidad
de hueco mesurable-
entre dos sillas que se enfrentan,
semejante a una frase subrayada
por un gigante mudo
que pone toda su atención.
Hablemos del silencio que parece
torre,
pura electricidad
si nadie dice nada y sin embargo.

3ºB

O entrar sin descalzarse
en la casa recién
inaugurada,
y estropear -qué miedo-
los muebles con costumbres
mal pintadas, o no lograr
hacer las cosas bien sin por lo menos
intentarlo, volver a repetir
errores y jarrones de mal gusto;
habrá que poner todo
el cuidado del día en descamar
el pez que nos estrena y chocar copas
de vino en el principio
de los platos,
alzar toda la casa en el empeño.


Nombre: Iago.
Apellidos: Chouza Candeira.
Altura: entre julio y agosto.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:

Lo sencillo:
Empezar a escribir es sentarse a jugar.
Lo difícil:
Buscar la chispa, la palabra, el hilo que conduce al poema.
Lo inesperado:
Cuando sucede lo que escribía Carlos Edmundo de Ory: “Di lo que no sabes decir”.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):

Bailar escribiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar