Elena Urbaneja

EL RECUERDO DE UN OLOR

Cabe en la higuera
el olor más perfecto que hay
en el silencio
que atiza la corteza del árbol
y rodea la forma de la hoja.
Su jugo
se confunde con el placer del alimento o el amor
Cabe en su aroma
la reconciliación con lo esencial.

CUATRO

Cuatro caras lavadas sobre la roca
caras entregadas a un sol tirano
cuatro veranos de amor entre las minas
doblando mi risa, mi lado y mi rezo
en busca del oro y un viaje
de luz dentro de tu caja.
Prometo volver una noche nadando
después de ver los hombros caer
gotear el pelo y hacer charcos
y agotar el último nervio que nos queda.

Cuatro veces vuelvo a confiar en el polvo
hasta abandonar el júbilo que enmudece.

CUENTOS Y OTROS MANUALES

Nosotras somos bosque
cuando la mala hambre nos nombra
poco a poco vaciamos las piernas

No se precisa horno ni soga
ni camino ni pozo
ni en la intimidad ni entre amigos
ni de noche ni de día.

La caza desborda: el reposo de la fiesta
los cuentos infantiles
el aire fuerte del monte

Borradas de los manuales de volver a casa
somos cuerpos de espacios políticos
escollos de renglones en la prensa
elementos de un anti poema

Seguiremos siendo bosque
y equivalencia del peor significante de una pregunta

¿Cómo adivinar ese día el fondo retorcido del pantano?


Nombre: Elena.
Apellidos: Urbaneja Morcillo.
Altura: De miras… mucha.

¿Cómo te has enfrentado al proceso de creación de estos textos?:

Lo sencillo:
Querer escribir de “eso” en concreto.
Lo difícil:
Cerrar el poema.
Lo inesperado:
Lo esperado.
Dos palabras para describir tu proceso creativo (en relación a los textos que nos envías):
Tener la idea de qué escribir y luego nadar en ella (idea/nadar).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar